El proyecto

La Huerta de la Esquina empezó siendo un documental que demuestra cómo las huertas urbanas están ayudando a solucionar problemas que existen en las ciudades y en la ciudadanía; problemas relacionados con la salud pública, la integración social y la contaminación medioambiental. Tal día como hoy hace seis años, comenzamos una nueva aventura en un país diferente. Este lugar fue Vancouver (Canadá). La idea de emigrar en búsqueda de trabajo nos llenó de emoción, principalmente porque este viaje tenía una componente de búsqueda de inspiración hacia nuevos proyectos que queríamos construir a la vuelta a España. Cuando llegamos, una de las particularidades de la ciudad que más nos sorprendieron, era el poder estar en espacios verdes, repletos de naturaleza y biodiversidad dentro de la misma urbe. Las huertas urbanas, diseminadas a lo largo y ancho de prácticamente todos los barrios de la ciudad, creaban uno de estos lugares dignos de admiración y que no te podías perder. Pero detrás de estas huertas, lo que más nos sorprendió fue descubrir que cada una de ellas se había establecido en el barrio de una forma diferente, atendiendo a la situación económico social del momento. Eran lugares con profundos vínculos afectivos entre sus horticultores/as. Por un momento, creías no estar en una gran urbe norteamericana en la que impera el gastar, comprar y vender. Cubrían necesidades sociales en las que se convertían en proyectos de integración de refugiados, inmigrantes, drogodependientes y personas en riesgo de exclusión social. A su vez, varios proyectos de educación ambiental, permacultura, arte y salud se realizaban en estos entornos, expandiéndose desde aquí el estímulo de autocuidados de la salud que se respiraba en la ciudad. Desde entonces, hemos seguido visitando “Community Gardens” e informándonos de proyectos similares en Europa, como por ejemplo en Berlín, donde “Prinzessinnengarten” es un punto de encuentro en el centro. Aquí tenéis un vídeo en el que os podréis hacer una idea de lo que os estamos hablando.
Ahora vivimos en Asturias, conscientes de que en España la distribución de nuestras ciudades es diferente a las ciudades norteamericanas, aún así, proyectos como éstos no pierden interés aquí. Por eso hemos producido el documental La Huerta de la Esquina, para ayudar a que la ciudadanía se beneficie de este tipo proyectos, y que el espacio urbano se convierta en un espacio saludable y de integración de todos los colectivos, empleado para difundir la agroecología. En el blog de nuestra web https://lahuertadelaesquina.es/blog/ están todos los vídeos y proyectos que hemos conocido hasta ahora. La Huerta de la Esquina, ayudará a la ciudadanía a comprender la necesidad que tiene de trabajar, respetar y conocer la tierra de la cual depende. Que este documental se convierta en una fuente de inspiración y una guía para la creación de nuevas huertas urbanas, es nuestra principal motivación. La Huerta de la Esquina, muestra la experiencia de personas y colectivos, que demuestran cómo las huertas urbanas les han ayudado a solucionar situaciones insostenibles, provocadas por la falta, que existe en las ciudades, de conexión con la naturaleza. En el documental vemos una compilación de proyectos y colectivos relacionados con la agricultura urbana en ciudades como Vancouver, Berlín, Gijón, Oviedo, Vigo y Albacete. Entendemos las huertas urbanas como espacios pertenecientes al núcleo urbano y periurbano, en los cuales:
  • Se cultivan productos ecológicos respetando las tradiciones locales.
  • Se potencia el cooperativismo, la interacción y la integración social.
  • Se fomenta la conciliación  intergeneracional, las personas mayores cumplen un importante papel a la hora de transmitir sus experiencias.
  • Se organizan actividades lúdicas y educacionales que transmitan valores culturales, de soberanía alimentaria, vida saludable y respeto al medio-ambiente.
  • Existan facilidades de accesibilidad.

¿Qué mostrar?

Veremos cómo estas huertas fueron creadas para resolver las siguientes situaciones problemáticas que se producen en las ciudades y en la sociedad en general: 1. La burbuja inmobiliaria ha provocado el desaprovechamiento de gran cantidad de espacios urbanos abandonados o usados como vertederos de las constructoras. La Asamblea de Economía Social y Comunitaria Nuevo Gijón, es un claro ejemplo de cómo la posibilidad de tener una huerta en su barrio, ha hecho que sea la propia vecindad la que gestiona el vaciado y limpieza de estos terrenos. El capítulo 3 está dedicado a su proyecto. Foto La Brañina Los espacios abandonados y descuidados ayudan al aumento de problemas de exclusión social, a la vez que aumenta la sensación de inseguridad por parte del vecindario. Los entornos verdes reducen la delincuencia y el miedo de la gente ya que perciben su barrio como más seguro y cuidado.  2. Problemas de salud provocados por una alimentación basada en alimentos procesados. Según el estudio Hábitat y Sociedad “Contribución de la agricultura urbana a la salud”, se realizaron entrevistas a seis hortelanos y hortelanas de Barcelona para analizar sus percepciones acerca de la influencia de la participación en la huerta sobre su salud. Las personas entrevistadas manifestaron haber percibido un incremento en su actividad física, en la calidad (aunque no en la cantidad) de las verduras que consumen, beneficios en sus relaciones sociales y en su bienestar psicológico. El capítulo 4 dedicado a los huertos urbanos de La Meca en Mareo (Gijón), es un claro ejemplo de todo ello. 3. La fractura que existe entre el medio rural y las ciudades ha provocado la perdida de la relación urbana con la alimentación local. En la agricultura urbana la ciudadanía participa directamente en la decisión de todo lo que afecta a su alimentación (consumo, sistema de distribución alimentaria, precios, origen de los alimentos, etc). BILTAR, es un grupo de guardianes de semillas, que trabajan para conservar y preservar las semillas locales, frente a las industriales. 4. El modelo de industrialización agraria ha contribuido, entre otros, al aumento del uso de químicos tóxicos, riesgos del consumo de OMGs (Organismos Modificados Genéticamente ), bajos salarios y a veces pobres condiciones laborales e incluso a veces el trato inhumano hacia los animales. En el proyecto Saliendo del Tiesto de Vigo, cuentan con un aula donde enseñan todos los beneficios de utilizar sistemas de agricultura orgánica. 5. El problema que tienen muchas personas, jubiladas, inmigrantes, refugiados, personas en riesgo de exclusión social, o personas que están en paro y no saben qué hacer para calmar la frustración que produce la inactividad laboral. El capítulo 2 va sobre la huerta urbana de la Asociación Asturias Acoge en Oviedo, donde se cede a inmigrantes una parcela de terreno para su integración, formación y autoconsumo. Huertas Acoge foto 1 6. Hábitos alimentarios poco saludables, provocados por la falta de educación en las escuelas sobre cómo cultivar tus propios alimentos con el fin de mejorar la alimentación, sensibilizar sobre la necesidad de proteger el medio ambiente y conservar el suelo. Tener huerta en las escuelas ayuda a respaldar las clases teóricas sobre horticultura, nutrición, medio ambiente y economía doméstica. El último capítulo 12, vemos el huerto del colegio público de Infiesto, donde niños y niñas disfrutan aprendiendo a crecer, cuidar y cultivar la huerta orgánica. 7. Problemas de sostenibilidad medioambiental en las ciudades. El modelo de ciudad occidental actual precisa un consumo muy elevado de recursos para mantenerse, generando a su vez una gran cantidad de desechos a un ritmo superior al que el planeta es capaz de asimilar. La inclusión de huertas urbanas es señalada como una de las medidas fundamentales de promoción de entornos urbanos saludables.

¿Cómo utilizaremos el documental? 

  • Las Asociaciones y colectivos, serán las principales responsables de su difusión.
  • Por su alto valor educacional, el documental pretende ser incluido como material didáctico en las escuelas.
  • Festivales de cine de ámbito nacional e internacional, sobretodo en aquellos que sean de una temática relacionada con el medio-ambiente y sostenibilidad urbana.
  • La televisión será otro de nuestros objetivos fundamentales.
  • Plataformas de e-commerce.
  • Descarga y alquiler on line en Youtube, Vimeo.

¿Cómo ayudará el documental?

Vivimos tiempos en los que existe una gran desconexión con la naturaleza, y eso nos está produciendo graves daños a nivel físico y emocional, tanto a nivel colectivo como individual. Este documental ayudará a las personas a volver a conectar con la naturaleza, con la tierra, con sus raíces, con su cuerpo; de manera colectiva nos ayudará a conectar con nuestra comunidad. También pretendemos fomentar el cultivo de tus propios alimentos a las nuevas generaciones, como una de las tareas básicas para entender lo que significa la ecología. Este documental servirá como herramienta de comunicación para las asociaciones y colectivos que se dediquen a la agricultura urbana ecológica, ayudándoles en la tarea de sensibilizar a la sociedad de la necesidad que tenemos de compartir el espacio con la huerta. El documental también pretende: – Ayudar a establecer vínculos colaborativos y redes de trabajo mutuo, entre todos los agentes implicados en la gestión de las huertas, es decir, La Administración, las asociaciones, los propietarios de los solares, los usuarios y las entidades colaboradoras, que les permita llegar a acuerdos para la regularización de estos proyectos. – A entrar en contacto con otros proyectos a nivel nacional e internacional.

Equipo Artístico y Técnico

SONY DSC Manuel Mateo Rodenas: He desarrollado la mayor parte de mi carrera profesional en la producción de series documentales para las televisiones públicas de Valencia y Castilla–La Mancha. En 2008 creé mi propia productora audiovisual en la que realicé vídeos corporativos y series documentales sobre temas de sociedad, cultura y medio-ambiente. Más adelante, decido continuar mi carrera profesional en Vancouver (Canadá). Allí realizo vídeos para el movimiento internacional “Ciudades en Transición”, representado allí por Village Vancouver, en el cual se promueven formas de sostenibilidad urbana. Es aquí donde se forja la idea principal de este proyecto documental. Mis trabajos: https://www.youtube.com/user/loleteav/playlists?view=1&sort=dd&shelf_id=0
Estefanía Bravo Román: He desarrollado mi experiencia profesional como Técnico de Medio Ambiente en proyectos relacionados con Gestión de Ecosistemas Acuáticos y Energías Renovables. De forma paralela, he desarrollado proyectos de Educación Ambiental y Sostenibilidad, para un público adulto e infantil. En 2013 decido continuar mi proyecto personal en Vancouver (Canadá), donde conozco el movimiento Ciudades en Transición y realizo proyectos de Sostenibilidad urbana y Huertas ecológicas en la ciudad, financiados ambos por Vancouver Foundation. En este momento, decido unirme a Manuel Mateo para realizar este proyecto documental. Actualmente trabajo en Asturias como Educadora Ambiental en proyectos bilingües para colegios, asociaciones y otros, así como en proyectos relacionados con Sostenibilidad, Interpretación del Patrimonio Natural y Agricultura Ecológica. Foto Fer 1 Fernando Oyágüez Reyes (1974.Valladolid, España.) Sonidista, músico y performer. De formación mayormente autodidacta, últimamente toca la viola, el banjo y algo de electrónica. En Asturias, donde reside desde 1999 ha colaborado con la escena más diversa dentro del folk (de Felpeyu a Nacho Vegas) y coquetea también con la experimental (.tape., Flugendorf). Practica la improvisación de la mano de Nilo gallego y Pablo Rega en Yavestruzcomoandamiosparecementerio y trabaja en artes escénicas con La Danaus, Elena Córdoba, Rabos de lagartija y Mónica Cofiño con quien participa desde 2013 en La Xata la Rifa, festival de landart y site-specific. La Huerta de la Esquina es su primera incursión en la música para documentales. bitxo Bitxo (1987.En todos los lugares y en ninguno) Bitxo es el error que nace de la mezcla del arte y la dulce desobediencia. Dibuja todas esas cosas que habitan entre los espacios donde se rozan los mundos. Se Formó en Bellas Artes con especialidad en Pintura y Escultura por la Universidad de Vigo (España). Bajo el programa de Becas de Estudios, terminó su últmo año de carrera en la Universidad de Minas Gerais en Brasil, cursando Artes Visuales y Artes Escénicas. Ha estado explorando las periferias de la creatividad y la acción colectiva.Una búsqueda constante que nace de la necesidad de incentivar y generar nuestros propios artilugios de resistencia y ataque. En éste caso, la Creatividad como herramienta de transformación social. Ha colaborado con diferentes asociaciones y entidades en proyectos vinculados con el campo de lo social. Más info en http://purajauria.molestar.org/bio/ Imprimir